¿Fe en el shopping en Chile?

Por:
Enrique Castillo Pesado
Archivado en:  | Vivencias | Actualidad

Investigación del sociólogo Rodrigo Salcedo, revela que varios escritores aceptan que el mall es un reemplazo de las plazas públicas

Sí, Los Malls en Chile, investigación del sociólogo Rodrigo Salcedo, revela que varios escritores aceptan que el mall es un reemplazo de las plazas públicas/clubes como sitio de reunión/concentración social.

Mire, querido lector(a): el público actual acepta las diferencias culturales en estos espacios. Al contrario, mmm…, de lo que muchas veces pasa en plena calle, donde conviven personas de diversos niveles socioeconómicos, tribus urbanas, estudiantes y diferentes entidades sexuales ¡sin que nadie observe nada extraño! Es como una curiosa alternativa de espacio en el interior de una metrópoli con oportunidades limitadas.

Por ende, en Chile (mayormente en México: Antara, Costco, Chedraui, Sam’s Club, Plaza Carso, Parque Delta, Centro Coyoacán, Patriotismo, etcétera) existen tres millones de metros cuadrados ocupados por enormes galerías comerciales, que visitan alrededor de 27 a 30 millones de personas al mes.

Es el espacio que los chilenos (también mexicanos, argentinos, brasileños, españoles lo hacen en sus países) escogen para aprovechar las rebajas, alimentarse, conocer, y ¿conquistar a su polola o noviecita, pasar el domingo con la familia y hasta terminar con su vida? Sólo uno de los 79 centros comerciales registró media docena de suicidios en poco más de 11 meses. Cencosud triunfó en Santiago (¿Las Condes?), Buenos Aires, Río de Janeiro. Cencosud fue fundada por Horst Paulmann, quien emigró de Alemania tras la II Guerra Mundial. La institución se forjó una imagen de solidez y formalidad germánicas.

Villa Montaña, ¿refugio de jettseters, artistas, intelectuales?

Es el resort-boutique de Morelia por excelencia, gracias a la visión del conde francés Phillipe de Reiset, que me ha invitado al espacio en varias ocasiones. Y en realidad, concuerdo con Héctor León (valiosos sus apuntes de Jorge Luis Borges, Grass, Ginsberg, Heaney y otros, que estuvieron alojados) porque en una ocasión gracias a Justo Molachino, hice amistad con Borges aquí en México, y me acuerdo que cuando visitó Morelia y el Villa Montaña, apuntó que “este sitio huele a toda clase de rosas”.

Homero Aridjis, uno de nuestros intelectuales de prosapia y que había sido el director del Festival Internacional de Poesía de Morelia, escogió el Villa Montaña, lugar icónico que se posa en la hermosa Loma de Santa María, de donde uno puede observar la hermosa ciudad de Morelia.

En la mencionada loma –antiguo barrio bohemio, escondite de artistas, maestros y estudiantes que presentaron servicios al Festival de Poesía, y a muchos de todos nosotros– nos tocaba enviar por telefax nuestras notas de prensa cultural-turística. Mire, en el Villa Montaña, todos los árboles y plantas me hacen recordar ¿el jardín del Edén?, a lo que huele el fuego y que me hace recordar su hermoso y singular spa, que tiene 10 años de vida.

Allí, el chef guerrerense José Manuel Gómez se cubre de gloria todos los fines de semana, al servir varios platillos exquisitos. Cambia menú dos veces al año, pero la gastronomía es, esencialmente, michoacana. Reiset es un hombre singular, culto, observador y amante de la historia de México.

Y hasta la próxima, ¡abur!

Comentarios de los lectores:

Click para enviar un comentario