El fin de las subastas, ¿por qué?

Por:
Arturo Damm

El objetivo fue siempre procurar el funcionamiento ordenado del mercado cambiario, cualquier cosa que eso haya significado para la Comisión de Cambios

La Comisión de Cambios anunció, el pasado 17 de febrero, la suspensión, inmediata, de las subastas de dólares que, desde el 9 de diciembre del 2014 y por hasta 400 millones diarios, venía realizando con el fin, ante la depreciación del peso frente al dólar, de procurar el funcionamiento ordenado del mercado cambiario, cualquier cosa que ello signifique.

La Comisión de Cambios nunca dijo que el objetivo de las subastas era evitar la depreciación, o provocar la apreciación, o lograr un determinado tipo de cambio peso - dólar, o conseguir un cierto comportamiento del tipo de cambio, ni nada por el estilo. No, nada de ello. El objetivo fue siempre, como una y otra vez se anunció en los comunicados oficiales, procurar el funcionamiento ordenado del mercado cambiario, cualquier cosa que eso haya significado para los integrantes de la Comisión de Cambios, comenzando por Videgaray y Carstens, recordando que es el primero quien la preside.

¿Cuándo funciona ordenadamente un mercado? No cuando nada se mueve es ese mercado (por ejemplo los precios), sino cuando todo se mueve (ajusta) según las condiciones de la oferta y la demanda, según los cambios en la oferta y la demanda, según las relaciones entre la oferta y la demanda, movimientos que son necesarios para llevar a ese mercado al equilibrio, que es la situación en la cual las cantidades ofrecidas son iguales a las cantidades demandadas, no habiendo ni escasez ni sobreoferta, siendo ambas situaciones antieconómicas, y por ello indeseables (y afortunadamente evitables cuando se deja que el mercado opere ordenadamente). Todo lo anterior es válido, también, para el mercado cambiario.

Para que un mercado opere ordenadamente, en los términos definidos en el párrafo anterior, se necesita que los agentes económicos, tanto por el lado de la oferta, como por el de la demanda, puedan reaccionar, sin nada que se los impida, a los cambios en el mercado (oferta, demanda, precios). "Sin nada que se los impida" quiere decir sin ninguna intervención del gobierno. Aplicado lo anterior al caso que nos ocupa quiere decir que, para lograr la operación ordenada del mercado cambiario, las subastas de dólares salían sobrando, si bien es cierto que lo que hacía el Banco de México era participar en el mercado como un oferente más de dólares, sin la intención, por lo menos nunca manifiesta, de evitar la depreciación, o provocar la apreciación, o lograr un determinado tipo de cambio, o conseguir un cierto comportamiento del tipo de cambio, ni nada parecido. Era un oferente más, no un manipulador del mercado. Con la suspensión de las subastas se pierde a ese oferente, mismo que, dicho sea de paso, no logró con sus ofertas detener, mucho menos revertir, la depreciación del peso frente al dólar. Entre el 9 de diciembre del 2014, día en el que iniciaron las subastas, y el 17 de febrero pasado, dia en el cual se suspendieron, el peso se depreció 27.9 por ciento.

Lo que pasó, y ante ello vale la pena preguntarnos ¿qué puede hacer el Banco de México con sus reservas de dólares? Sensatamente, tres cosas: atesorarlas (guardarlas en una bóveda y no tocarlas); invertirlas financieramente (prestárselas a alguien a cambio de los intereses que ese alguien le pagará); venderlas (sobre todo si el precio de venta es mayor que el precio de compra, obteniendo así una ganancia cambiaría, tal y como sucedió), precisamente lo que hizo del 9 diciembre del 2014 al 17 de febrero del 2016, actuando en el mercado cambiario como un oferente más, incapaz, al menos a los montos de dólares ofrecidos en cada subasta (hasta 400 millones diarios), de evitar, ya no digamos revertir, la depreciación de nuestra moneda frente a la divisa estadounidense.

Seguramente ésta fue la razón por la cual la Comisión de Cambios decidió suspender las subastas. Y escribo "seguramente" porque en el comunicado oficial la Comisión de Cambios no nos da la razón de dicha suspensión, en torno a la cual nosotros debemos especular. Lo único que dice en el comunicado es que “en complemento a las acciones en materia fiscal (recortes de gasto) y monetaria (aumento en la Tasa de Interés Interbancaria a un día) anunciadas hoy por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y por el Banco de México, respectivamente, la Comisión de Cambios decidió suspender los mecanismos de venta de dólares de forma inmediata”.

Por no dejar, entre el 17 de febrero, el día que se anunció la suspensión de las subastas, y el día que escribo este artículo (22 de febrero), el peso se apreció frente al dólar 1.8 por ciento.

E-mail: arturodamm@prodigy.net.mx
Twitter: @ArtruroDammArnal

Comentarios de los lectores:

POR QUE SE ESTAN ROBANDO LAS RESERVAS INTERNACIONALES

Por que ?

Click para enviar un comentario