Distribuir contenido

Diario Ejecutivo

El agro, imparable

Debido a la caída de los precios del crudo, por primera vez en la historia, durante 2015 las exportaciones agroalimentarias fueron superiores a las de petróleo.

Dinero sucio en México

El instituto Global Financial Integrity (GFI) presentó hace unas semanas su más reciente estudio sobre el movimiento de dinero sucio en el mundo: Sus resultados son interesantes, a raíz de la recaptura de Joaquín Guzmán “El Chapo”. Según el organismo, cada año, salen, de México casi 53 mil millones de dólares de capitales de dudosa procedencia, lo que una cifra mayor a la que ingresa anualmente por remesas o por petróleo.

Caerá 30% inversión pública

De acuerdo con la información oficial, entre 2015 y 2016 el gasto público en inversión tendrá una caída acumulada de 30%, por lo que, como proporción del Producto Interno Bruto, estará en niveles similares a los de hace siete décadas. En este sentido el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) calculó que este año el declive será de 21% y se sumará al descenso de 9.9% del año pasado. De hecho, según el organismo empresarial son ya 7 años con variaciones negativas en la inversión pública. Hay que recordar que el gasto público puede ser uno de los principales pilares para el crecimiento económico.

Peso: promesa incumplida

Hace un año, cuando la Secretaría de Hacienda presentó los Criterios Generales de Política Económica para 2015, prometió a los mexicanos que el peso cerraría diciembre en 13.0 unidades por dólar.

El campo, orgullo económico

De acuerdo con la información del Consejo Nacional Agropecuario, de Benjamín Grayeb, y de la Secretaría de Agricultura (Sagarpa) de José Calzada Rovirosa, el campo se ha convertido en un orgullo de la economía, pues ha logrado dinamizarse a pesar del estancamiento generalizado que se mantiene en el mundo.

Súperaño para la banca

El año pasado el resultado fue de 83 mil millones de pesos. Según el presidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Robles Miaja, nunca en la historia de México se había presentado una etapa como la que se vive ahora, con el crédito creciendo a dos dígitos. En buena medida las ganancias se deben a los intereses que cobran, los cuales –de acuerdo con la tendencia actual superarán en 2016, los 500 mil millones de pesos, superando a los 457 millones del año pasado.