Distribuir contenido

Diario Ejecutivo

La otra cara del recorte

Prácticamente todo mundo está de acuerdo con el recorte de 132,300 millones de pesos en el gasto público. Sin embargo, conforme avance el año se comenzarán a ver los aspectos negativos. Uno de ellos es que muchas empresas proveedoras del gobierno van a enfrentar problemas de supervivencia.

Las penas de Carstens

Definitivamente el mercado cambiario se ha convertido en la mayor pesadilla de las autoridades financieras, especialmente del Banco de México y de su gobernador, Agustín Carstens. Abandonó las subastas para proteger al peso, pero intervino el mercado con 2,000 millones de dólares en tres días.

La medida de todos tan temida

Finalmente ya llegó la medida por todos tan temida. Las autoridades presentaron ayer un programa de ajuste en un hecho que puede considerarse sin precedentes, pues Hacienda y Banco de México anunciaron una serie de acciones de emergencia, ante la volatilidad.

Peña Nieto, Reforma y Pymes

Mientras el presidente Enrique Peña Nieto destacaba, en la inauguración de la Torre BBVA Bancomer en Paseo de la Reforma, que en su sexenio el crédito para pequeñas y medianas empresas ha crecido 62%, y el presidente mundial de BBVA, Francisco González, reiteraba su apuesta por México, el Congreso de la Unión aprobaba la reforma a la Ley General de Sociedades Mercantiles, para que los emprendedores puedan abrir una empresa en un día sin costo alguno, a través de la figura de Sociedades de Acciones Simplificadas (SAS).

El país de la disparidad

Por ejemplo, el sector industrial sólo avanzó 0.6%, mientras los bancos han reportado a la Bolsa Mexicana de Valores un incremento de más de dos dígitos en su cartera de crédito, lo que significó cuatro veces el comportamiento de la economía y más de 10 veces el de la industria.

Cuidado con importaciones

Quiéranlo o no, uno de los factores que está afectando la cotización del peso mexicano son las importaciones desmedidas de algunos productos innecesarios para la economía mexicana. Por ejemplo, durante 2015, las compras al exterior de bienes de consumo (que poco o nada dejan de beneficio al país) fueron de 56,279 millones de dólares, mientras que las exportaciones petroleras apenas llegaron a 23,432 millones de dólares, según el Inegi.